lunes, 10 de noviembre de 2014

El viejo y el sombrero

¡Gracias por tu visita!

*Luz del alma, luz divina,faro, antorcha, estrella, sol... Un hombre a tientas camina; lleva a la espalda un farol.*
Antonio Machado



Vuelve al reposo el anciano labriego,
vuelve... el de andares cansinos,el de parco hablar
rumiando desglosadas jornadas en su largo existir
Se acicala el deslucido sombrero en su testa  marchita,
Imagina primaveras pasadas,añoranza de un pretérito amado
El viejo sombrero compaña de noches de relámpagos,
compaña en días de copiosas lluvias;
historias hilvanadas en su desgastadas orillas

Transita el fecundo valle ,
divisa  a lo lejos ,su amada montaña,
tan vieja ,mucho más que su raído  sombrero
Añejo sombrero, de espaldas corcovas,de veras hundidas
ya no vislumbra futuro en el,
el final se acerca y su sombría  mirada entristece.
No sabe si llorar o reír...

Asoma la bruma en sus cansados ojos,
es la vida reclamando
Suspiros intermitentes
amainando los vientos, por esfuerzos pasados
sin mordazas en sus anhelos transparentes
Amaneceres de risas y temblores,
de sienes plateadas que gritan con furia
Una lágrima rueda por su ajado rostro,
es el viejo de las pesadumbres,
historia escrita con tinta roja de su sangre.

El viejo sombrero calla mudo y ausente
como las almas que atraviesan auroras hacia otras melodías
percatado que la tarde va muriendo,
Baño de crepúsculo atronador que viene acercando,
como la vida y la muerte,como el sol a la luna.

El frío abraza con su mano helada aquel viejo sombrero
llegada la noche pernocta, estrujado en el viejo cajón de hastíos y lagrimas
Lejos,muy lejos  entre la niebla, jadeante asoma los tiempos, aquellos de bonanza
despliegue de bendita juventud,de ventanas luminosas ,paseos a la luz de la  luna
mordisqueando el fuego que ardía en las entrañas del tiempo.

Nostalgias, nostalgias,recuerdos hirientes ,de algazaras en el túnel del pasado,
emergente de las ruinas del inexorable tiempo, cruel en ocasiones.
El tiempo va asentando en el fondo el concho de un final anunciado,
viejo sombrero encorvado,arrugado,el viejo sombrero desde las frías sombras...
de esquilmadas esquinas
mordiendo minutos finales,
antes de ser lanzado...
sobre escombros del tiempo caducado

Que difícil es aceptar el corredor de lo blanco y lo negro
ahogado grito en el marco del miedo
profundidad interminable ,un universo incomprendido
la vida vista desde dentro, de un cumulo de ampollas incandescentes
presiente el final...
pretende una reconciliación con la vida que se marcha
la vida se desvanece como la sal.

Él busca el viejo sombrero, enciende la luz,enciende su calma
reposa en el diván oscuro de la casa,
están los dos unidos para acompañarse en ese camino que prosigue
ahí donde los gritos no son sordos,
donde pervive
el llanto que redime...
Vuelan  los dos: viejo y sombrero
iluminados por el faro de sus sueños.
sueñan ,emigran a un infinito peregrinar ,
el final de sus historias,el viaje solitario, del sin retorno...


Flor Oliva_Autora.

Safe Creative #1504180174395