lunes, 8 de mayo de 2017

LOCURA

Gracias por tu visita



Fueron rezagándose los sueños
se fueron apagando
nadie creía en ellos...
no había  lugar para crédulos soñadores.
Ebria de enaltecidos versos,
mientras se desperezaba el alba
liberé mis ensueños
sucumbí en galopante locura,
penetré el mundo sublime e impalpable
ascendí a dormitar en la espigada montaña

Mi locura abría el arcón de los rosarios
transmonté mi vestidura humana
¡fui mariposa agradecida!
me alzaba con alborozo,
¡resurgía...!
¡los vientos empujaban!
¡la blancas olas conducían!
fiel el amanecer...
en grandiosa utopía 
se unía.


FLOR OLIVA_Autora
Todos los Derechos de Autor reservados.